Comienza el Adviento

PAPA_PALOMA_SAN_PEDRO_PAZ“Nos devuelve el horizonte de esperanza fundada en Palabra de Dios”, dice el Papa.
En sus palabras previas al rezo del Ángelus, Francisco señaló el Primer Domingo de Adviento, que Dios “no decepciona jamás” y que “la gran familia humana” debe renovar siempre “el horizonte común hacia el cual estamos encaminados”
El Papa Francisco ha dicho que “el tiempo de Adviento”, que la Iglesia ha iniciado este domingo, 1 de diciembre, “nos devuelve el horizonte de la esperanza, una esperanza que no decepciona porque está fundada en la Palabra de Dios. ¡Una esperanza que no decepciona sencillamente porque el Señor no decepciona jamás! Él es fiel, Él no decepciona. ¡Pensemos y sintamos esta belleza!”. El Papa indicó que “comenzamos hoy, Primer Domingo de Adviento, un nuevo año litúrgico, es decir un nuevo camino del Pueblo de Dios con Jesucristo, nuestro Pastor, que nos guía en la historia hacia el cumplimiento del Reino de Dios. Por esto este día tiene un atractivo especial, nos hace experimentar un sentimiento profundo del sentido de la historia”.“Redescubrimos la belleza de estar todos en camino – ha afirmado-: la Iglesia, con su vocación y misión, y la humanidad entera está en camino, los pueblos, las civilizaciones, las culturas, todos en camino a través de los senderos del tiempo”.

“Pero ¿en camino hacia dónde? ¿Hay una meta común? ¿Y cuál es esta meta? El Señor nos responde a través del profeta Isaías. Y dice así: ‘Sucederá en días futuros que el templo del Señor será asentado en la cima de los montes y se alzará por encima de las colinas. Confluirán a él todas las naciones, y acudirán pueblos numerosos. Dirán: ‘Vengan, subamos al monte del Señor, al templo del Dios de Jacob, para que él nos enseñe sus caminos y nosotros sigamos sus senderos’”.

Francisco ha apuntado que “esto es lo que dice Isaías sobre la meta hacia la que vamos. Es una peregrinación universal hacia una meta común, que en el Antiguo Testamento es Jerusalén, donde surge el templo del Señor, porque desde allí, de Jerusalén, ha venido la revelación del rostro de Dios y de su ley”.

“La revelación ha encontrado en Jesucristo su cumplimiento, es el ‘templo del Señor’, Jesucristo.Él mismo se ha vuelto el templo, el Verbo hecho carne: es Él la guía y al mismo tiempo la meta de nuestra peregrinación, de la peregrinación de todo el Pueblo de Dios; y a su luz también los demás pueblos pueden caminar hacia el Reino de la justicia y hacia el Reino de la paz”.

El Papa recordó que “dice además el profeta: ‘Forjarán de sus espadas azadones, y de sus lanzas podaderas. No levantará espada nación contra nación, ni se ejercitarán más en la guerra’”.

“Me permito de repetir esto que dice el profeta, escuchen bien: ‘Forjarán de sus espadas azadones, y de sus lanzas podaderas. No levantará espada nación contra nación, ni se ejercitarán más en la guerra’. ¿Pero cuándo sucederá esto? Qué hermoso día será ese en el que las armas sean desarmadas, para ser transformadas en instrumentos de trabajo. ¡Qué hermoso día será éste! Y esto es posible. Apostemos a la esperanza. La esperanza de una paz. Y será posible”.

Francisco aseguró que “este camino no ha concluido. Como en la vida de cada uno de nosotros siempre hay necesidad de volver a partir, de volver a levantarse, de volver a encontrar el sentido de la meta de la propia existencia, de la misma manera para la gran familia humana es necesario renovar siempre el horizonte común hacia el cual estamos encaminados. ¡El horizonte de la esperanza! Ese es el horizonte para hacer un buen camino”.

A los jóvenes: “vivan auténticamente la Navidad de Jesús”

El día anterior, el sábado 30 de noviembre por la tarde, durante la celebración de las primeras vísperas del primer domingo de Adviento, y ante más de diez mil jóvenes universitarios de la Diócesis de Roma reunidos en la Basílica de San Pedro, el Papa Francisco invitó a vivir una vida de plenitud en la fe, alejada de toda mediocridad.

Espero que el compromiso de caminar en la fe y de comportarse de manera coherente con el Evangelio les acompañe en este tiempo de Adviento para vivir de modo auténtico la fiesta de la Navidad del Señor. Les puede servir de ayuda el hermoso testimonio del Beato Pier Giorgio Frassati, que decía ‘¡Vivir sin fe, sin un patrimonio que defender, sin apoyar con una lucha continua la verdad, no es vivir, sino ir tirando!’”, animó el Papa Francisco durante su homilía.

“Son muchos los desafíos a los que vosotros los jóvenes universitarios estáis llamados a afrontar con fuerza interior y audacia evangélica, el contexto sociocultural en el cual vivís, a veces es más difícil por la mediocridad y el aburrimiento, pero no deben resignarse a la monotonía de las vivencias cotidianas, sino cultivar grandes proyectos, e ir más allá de lo ordinario”.

“No se dejen robar el entusiasmo juvenil, sería un error también dejarse aprisionar por el pensamiento débil e uniforme, así como de una globalización entendida como homologación”, agregó.

Fuente: http://www.forumlibertas.com

Anuncios
Categorías: Noticias | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: